El gobernador de la provincia, Sergio Casas, mediante Decreto 1309, dispuso como período de receso estival 2017-2018 para todos los agentes que prestan servicios en la Administración Pública Central, el comprendido entre el 18 de diciembre de 2017 y el 2 de febrero de 2018.

La medida se enmarca en la declaración en estado de emergencia que el gobierno hizo a la prestación de los servicios de generación, transporte y distribución de energía eléctrica que conforman el Sistema Eléctrico Provincial, así como a los bienes asociados a los mismos.

Asimismo en el decreto establece que quedan suspendidos los plazos y términos administrativos determinados en la Ley de Procedimientos Administrativos, como así también la atención al público y/o la recepción de trámites, a excepción de aquellos que por su naturaleza u origen se consideren de carácter urgente.

Cada repartición adoptará las medidas pertinentes para garantizar la atención de las cuestiones urgentes que pudieran suscitarse durante el período de receso; dejando una guardia que no podrá exceder el treinta por ciento (30 %) de la planta de su personal que prestará servicio solo en el turno mañana, de 8:30 a 12:00.

En tanto el personal que cubra las guardias gozará de un período de compensación de receso, que se extenderá entre el 5 de febrero de 2018 y el 25 de marzo, ambas fechas inclusive.

De la misma manera el decreto establece que los Ministerios de Salud y de Educación, Ciencia y Tecnología, como las reparticiones que brindan servicios de seguridad y/o servicios esenciales, particularmente las encargadas de la gestión de pago de haberes y prestaciones alimentarias, quedaran facultadas a adecuar la modalidad de otorgamiento del receso a sus empleados según las características especiales de dichos servicios.

Finalmente invita a los Municipios departamentales, entes autárquicos y descentralizados, a adherirse a los términos del presente decreto.